TIENDA ONLINE

La zaragatona o psyllium recomendada por Santa Hildegarda

La zaragatona que se presente en forma de pequeñas semillas, es  el mejor regulador intestinal para el estreñimiento. Además también limpia los intestinos de sustancias putrefactas y gases intestinales, como los productos finales cancerígenos de una dieta rica en carne. También disminuyen los niveles elevados de colesterol y azúcar en la sangre, promueve el crecimiento de bacterias inocuas para las vísceras, promueve la síntesis de vitaminas y previenen la formación de cálculos biliares.

La zaragatona es ideal para el tránsito intestinal. Después de las comidas, tomar un tercio de cucharilla con estas semillas negras y arrastraran todo lo que esté en los intestinos hacía afuera. Los médicos alemanes que aplican los consejos de Santa Hildegarda dicen que las semillas de zaragatona son mejores que las de lino ya que estas arrastran todo, lo bueno y lo malo, mientras que las semillas de zaragatona solo arrastran lo que es nocivo para el cuerpo. 

Dice Santa Hildegarda al respecto: 

La zaragatona es de naturaleza fría, pero, a pesar de este frío, tiene una moderación agradable. Si alguién la cuece en vino y bebe este vino caliente, contendrá las fiebres fuertes. Hace Feliz a quien tenga la mente agobiada, debido a su dulce moderación. Fortalece el cerebro por su frialdad así como su moderación, y le ayuda a restaurar la salud.”