TIENDA ONLINE

Tomillo serpol

Tomillo serpol

Esta planta es llamada en latín “herba serpulli” y es una hierba aromática utilizada con cierta frecuencia en los remedios de Santa Hildegarda.

No hay que confundirla con la planta del tomillo común. Es de la misma familia, pero no tiene exactamente las mismas propiedades.

¿Cómo se puede usar esta hierba?

Se puede echar en todos los platos con carnes y verduras. Se debería echar de 2 a 4 puntas de cuchillo (debe cocer con los alimentos)

También se le puede echar al habermus en caso de tener problemas de estómago.

¿Para que afecciones es útil?

El tomillo serpol es la clásica hierba para tratar la piel, para erupciones cutáneas de cualquier clase, eccema, acné, neurodermitis, urticaria, depuración sanguínea, esclerosis cerebral, fallos de memoria, demencia.

Todas las erupciones cutáneas deben ser tratadas de dentro hacia fuera.  Para eso el tomillo serpol es la especia más adecuada.

Además hay un crema muy eficaz a base de tomillo serpol con buenos resultados para varias dolencias de la piel. Está hecha básicamente con grasa de cabra y tomillo serpol.

Galletas de tomillo serpol

Están galletas son muy indicadas en caso de fallos de memoria y concentración. Ya que aumentan la potencia y el rendimiento de las capacidades mentales, mejora la circulación sanguínea del cerebro. También ayudan a aumentar la memoria y concentración de los estudiantes. También son útiles en caso de atrofia cerebral, demencia y esclerosis cerebral.

Ingredientes necesarios

400g de harina blanca de espelta, 100g de aceite de coco o de mantequilla, 30g de azúcar de caña o de miel, 70 g de almendras molidas, 2 yemas de huevo, 15g de Tomillo serpol en polvo, 1 pizca de sal y agua.

Preparación

Hay que mezclar los ingredientes añadiendo el agua necesaria par obtener una masa quebrada y ponerla en la nevera para que se enfríe. A los 30 minutos, extender con el rodillo hasta dejar la masa con un espesor de 5 mm. Tomar una forma y hacer las galletas. Encima del papel  de horno colocarlas en una plancha y hornearlas  a 180º C  de 10 a  20 minutos hasta que se doren.