TIENDA ONLINE

Bebida de ajenjo según Santa Hildegarda

Esta bebida de ajenjo también es un remedio universal de Santa Hildegarda y conviene hacer de vez en cuando una cura con ella de manera a prevenir ciertas enfermedades. 

Los ingredientes para hacer esta bebida son relativamente fáciles de encontrar: hacen falta 40 ml de jugo de ajenjo en un litro de vino y 150 de miel.

 Como cura primaveral protege contra una de las enfermedades más expandidas en el mundo occidental: la arterioesclerosis, cuyas consecuencias son el ictus o el infarto cardíaco.

Es también un remedio protector para las personas propensas en invierno a los enfriamientos, enfermedades pulmonares y gripe, debilidad renal, vejez prematura, perturbaciones del estómago y del intestino, pérdidas e inflamación del bajo vientre, debilidad cardíaca y problemas de la vista (cataratas).

Modo de empleo: para la cura de absenta, tomar 1 a 2 vasitos (20cl) por la mañana en ayunas o cuando se le ha olvidado a más tardar antes de la comida. Tomar un día cada tres, día si día no, de mayo a octubre.

En todas las enfermedades crónicas, también se puede tomar durante todo el año y durante mucho tiempo, 1 vasito (20cl) cada día. En estos casos no es necesario que estemos en ayuno, es decir que el estómago esté vacío.

Comentario: para más detalles de la cura de primavera leer el libro “Las maravillas de la medicina de Hildegarda.”

Se puede leer en los escritos de Hildegarda:

“Cuando la absenta es aún joven, machácala, sácale el jugo, con un paño. Hierve vino con un poco de miel y vierte el jugo en el vino de manera que el gusto del jugo domine el gusto del vino con miel, y bébelo un día cada tres, de mayo a octubre antes de comer. Te quitará la melancolía, clarificará tus ojos, dará fuerzas a tu corazón, impedirá a tus pulmones de debilitarse, calentará tu estómago, limpiará tu intestino y te asegurará una buena digestión.”