TIENDA ONLINE

Bebida de violetas

Cuando la tristeza está unida a una enfermedad de los pulmones el remedio apropiado es la bebida de violeta.

Receta de la bebida de violeta:

Llevar a ebullición un litro de vino al que le añadiremos 15 gramos de violetas (flores y hojas). Y añadir 10 gramos de galanga y 20 gramos de regaliz en polvo, dejar reposar una noche, volver a cocerlo todo y colarlo.

Se bebe media taza por día de esta bebida durante cuatro a seis semanas y después se hace una pausa. Se puede volver a hacer la cura hasta la obtención de una mejoría real del equilibrio afectivo. Si se experimenta cansancio del elixir de violetas, es un buen signo de vuelta a la vida,  de recuperar el juicio y la energía.

Cuando aparece un dolor de pulmón debido a una gripe o a un enfriamiento persistente, tiene por origen generalmente una afección hepática (ictericia, hepatitis vírica), a no ser que corresponda dicho dolor a la manifestación psicopática  de un estado depresivo. Si es el hígado el que está enfermo se tiene como remedio la bebida de escolopendra, pero si la enfermedad es del ánimo el remedio es la bebida de violeta.

Dice Santa Hildegarda al respecto:

“Quien cede a la melancolía o a la cólera aquejando así sus pulmones, que cueza violetas en vino puro, que filtre acto seguido ese vino con un paño. Que añada galanga y regaliz según su gusto y que lo haga de nuevo hervir para obtener una bebida clara. Beber de esta bebida de violeta reprime la melancolía, pone alegre y cura además el pulmón.