TIENDA ONLINE

La espelta (preferentemente no hibridada)

La espelta es la piedra angular de la alimentación de Santa Hildegarda. Sin espelta no hay alimentación hildegardiana que valga. 

Pero dejemos hablar a la Santa para ver que nos dice al respecto: 

“La espelta es el mejor cereal, de naturaleza caliente, rica y llena de fuerza, y más dulce que otros cereales. Da al que lo come carne y sangre adecuadas, un espíritu jovial y pone alegría en el temperamento. De cualquier manera que se coma, ya sea en pan o en otras comidas, es buena y agradable.

Si alguien está enfermo como para que su debilidad le impida hasta comer, tome granos de espelta y cuézalos en agua. Añada grasa o yema de huevo para que tenga mejor gusto y se consuma más fácilmente. Delo al enfermo para que lo coma y lo curará por dentro, como un buen y sano ungüento.”

 

– es el mejor cereal que existe y por lo tanto puede ser comido tanto por sanos como por enfermos.

– se puede comer bajo cualquier forma es decir en granos, harina, pan, pasta, bebida de espelta.

– Hay un gran desconocimiento de los diferentes tipos y clases de espelta en España. Habrá que intentar buscar espelta no hibridada con trigo. Hay sólo 4 o 5 clases de espelta no hibridada aunque la clase más fácil de encontrar es la  “Obelkulmer Rotkorn”.

-el gluten de la espelta genera una intolerancia mínima. Hay un porcentaje de personas que son intolerante al gluten del trigo y que consiguen asimilar y digerir bien el gluten de la espelta con una dieta de transición.

– Se recomienda en diferentes pasajes de los libros de Santa Hildegarda que este cereal sea la base de la dieta de nuestra alimentación por sus innumerables beneficios.

  • Potencia el sistema inmunitario:
  • Por la presencia de los ocho aminoácidos esenciales (Lisina, Fenilalanina triptófano, Leucina, isoleucina, valina, treonina, metionina

      Contiene muchos oligoelementos (hierro, potasio, calcio)

  • Por sus numerosas vitaminas (Casi todas del grupo B) que estimulan entre otras la multiplicación de las células del sistema inmunitario.
  • facilita la digestión favoreciendo el equilibrio de la flora intestinal
  • previene muchos desarreglos que afectan al tubo digestivo (como son las diarreas, las colitis ulcerosas, la enfermedad de Crohn, la enfermedad de celiaquía, la constipación, las hemorroides) ya que se produce un saneamiento del intestino entre otros gracias al efecto de antibiótico natural, el
  • Insomnio: la espelta ayuda a combatir el insomnio por tener vitaminas B1, B2 y B6 y el triptófano que favorece la secreción de serotonina.
  • Estado de estrés: las vitaminas B1, B2 y B6 así como el triptófano están igualmente implicadas en la lucha contra el estrés de la misma forma que el magnesio, el calcio y el fósforo.
  • Afecciones cardiovasculares: las sales minerales y los omega-3, contribuyen a preservar el sistema cardiovascular.
  • Enfermedades neurodegenerativas: la espelta favorece la restauración del tejido nervioso y produce mejoras en algunas enfermedades neurodegenerativas, como la esclerosis en placa. Esto es debido a su elevado contenido en grasas no saturadas y en particular en sustancias lipoides, cuya aporte necesitan las células nerviosas para asegurar la regeneración de las fundas de mielina protectoras de los nervios.
  • Tumores: la acción antitumoral ejercida por la espelta está ligada a su poder corrector de los metabolismos y a su poder regenerador.
  • Poliartritis crónica: este cereal tiene un efecto antiinflamatorio que será reforzado por la secreción de nuestras endorfinas que tienen una propiedad de calmar el dolor favorecido por la presencia de fenilalanina.
  • Contra la falta de concentración: a través de una alimentación de espelta, los estudiantes constatan un aumento marcado en su capacidad de concentración.

Para más información al respecto, hay una página dedicada exclusivamente a este cereal prodigioso:

http://www.todoespelta.es