TIENDA ONLINE

El bazo y sus remedios naturales

El bazo y sus remedios naturales

El bazo forma parte del sistema linfático y es el centro de actividad del sistema inmunitario. Además facilita la destrucción de glóbulos rojos y de las plaquetas viejas.

Según Santa Hildegarda, el bazo tiene un rol importante como órgano de protección y de desintoxicación del corazón. Además, es un órgano importante para eliminar las infecciones y las células que desarrollan los tumores. Una alimentación con muchos alimentos crudos, daña al bazo y al corazón y puede provocar dolores esplénicos y perturbaciones de orden circulatorio.

Lo que dice exactamente la abadesa teutona en sus escritos

“Cuando un ser humano ha comido manzanas o peras crudas o verdura cruda u otros alimentos crudos, que no han sido atemperados por el fuego o por otros condimentos, no se puede digerir fácilmente en el estómago, ya que deben ser atemperados primero. 

 Y de este modo, los malos jugos de esos alimentos que tendrían que haber sido temperados y eliminados gracias al fuego o de otros condimentos como pueden ser la sal y el vinagre, suben hacia el bazo, lo hinchan y empieza a doler.”

La importancia de la alimentación

Santa Hildegarda no se cansa de recordarnos que los alimentos crudos son nocivos para el bazo y el corazón. La cocina hildegardiana no recomienda comer los alimentos crudos. Es bueno preparar los plato con un aliño o come los alimento cocidos en la medida de lo posible. Con el vinagre de vino, el aceite de girasol, el azúcar, el yogurt y el zumo de limón, tenemos una amplia paleta de recursos para la preparación de las ensaladas.

Remedios naturales para el bazo

Santa Hildegarda tiene todo un amplio abanico de remedios naturales que van a ir a sanar el bazo en diferentes circunstancias. Ya que éste es asociado a problemas de corazón, a problemas de estómago o a problemas inmunológicos. Así que, dependiendo de que dolencia se padezca habrá que encaminarse a tomar un remedio u otro.

Recordar también la función estabilizadora y de desintoxicación de tomar espelta para cualquier enfermedad que se tenga. Habrá siempre que intentar tomar algo de espelta no híbrida en las tres comidas principales del día. 

Carne “al ónice”

“El que tenga dolores en el bazo que ponga a cocer carne de cabra o de cordero y que coma después de que la carne haya sido sumergida en vino “al ónice” lo mismo que se adoban algunos alimentos con vinagre.  [cocer vino y mantener sobre el vapor el ónice, previamente calentado con la mano.  de manera que las gotas de condensación caigan en el vino. A continuación, poner el ónix en el vino y verterlo]. Hay que hacer esto a menudo (cada día) y el bazo se curará y no se hinchará más”.

 

Eliminación de los dolores del bazo mediante las castañas

“El que sufra dolores en el bazo que ase a menudo castañas al fuego, que las coma a menudo ligeramente calientes y su bazo recuperará su calor y tenderá hacia una buena salud”

 

Vino de boj

En casos de leucemia, se pondrá a cocer para el bazo el vino de boj o bonetero (evonymus  europeus). Se hace con dos cucharadas de frutos en un litro de vino, se cuece 5 minutos y se cuela. Se toma cada día 20 ml  de ese vino durante  3 meses controlando el número de leucocitos.

“El que tenga dolores en el bazo, que haga cocer en vino puro los frutos del boj (evonymus europeus.  Que cuele el vino a través de un paño y que beba a menudo después de las comidas. De esta forma  su bazo se curará”

 

Pomada de abeto y vino de perejil

En casos de dolores del bazo y del estomago con debilidad cardíaca se masajea, en primer lugar, la región del corazón. Y a continuación, la región del bazo, ambas con la pomada de abeto.

En los casos de dolores de corazón y del bazo, el vino de los cardíacos, o vino con miel y perejil, ha demostrado su eficacia muchas veces.

 

Electuario de galanga.

Los dolores del bazo y del pecho asociados a una afección del estómago, se tratan con el electuario de galanga.

“Hay que tomar galanga, y dos veces tanto orégano y semillas de apio en igual peso que el orégano y un poco de pimienta blanca. Se pulveriza y se añade un poco de miel cocida y se prepara un electuario haciéndolo hervir a fuego lento”.

Al principio, durante dos o tres semanas, se toma, tres veces al día, una cucharadita del electuario de galanga. Luego durante otras dos semanas se sube a 4 -6 cucharaditas diarias. Y después durante 6 meses solo una cucharadita al día. Además, se debe beber, a menudo una copita (20ml) de buen vino  del tipo moscatel o Málaga.

Compresas de semillas de lino

En casos de dolor en el bazo se puede, además, colocar sobre el bazo una compresa de semillas de lino durante, al menos media hora. Para hacer la compresa se ponen, en una bolsa de tela de lino, dos cucharadas soperas de semillas de lino. Y Luege se cuecen a fuego vivo en medio litro de agua.