TIENDA ONLINE

La búsqueda errónea según Santa Hildegarda.

Este segundo vicio de los 35 que son descritos por Santa Hildegarda, es el de la búsqueda errónea o insolente y en la siguiente entrada será contestado por la virtud de la disciplina. 

Como en todos los vicios primero Santa Hildegarda nos describe de forma gráfica el vicio y luego recoge las palabras que están en su boca. En la siguientes entrada sobre la virtud de la  disciplina, se exponen las palabras que le contesta la disciplina al vicio de la búsqueda errónea. 

Recordar también que estos 35 vicios y virtudes son sacados de su segundo libro teológico «De los méritos de la vida» y que están todos recogidos en una lista en la siguiente página: https://santahildegardaysumundo.es/teologia/

 

La segunda imagen parecía un perro acostumbrado a la caza, alzado sobre sus patas traseras, con las delanteras apoyadas en un bastón erguido, mientras alegremente movía su cola. Y dijo:

Palabras de la búsqueda errónea o petulancia. 

“¿Qué puede impedir la alegría del hombre que es capaz de reírse con menudencias? La esencia del aliento del alma es hermosa y muestra también su naturaleza melodiosa. ¿Qué sería el hombre que solo tuviera sensaciones de muerte? ¡Nadie! Por lo tanto divirtámonos mientras podamos”.