TIENDA ONLINE

Las castañas según Santa Hildegarda

Santa hildegarda recomienda comer castañas para el cerebro, el dolor de cabeza y templar los nervios. La verdad es que merece la pena aumentar nuestra ración semanal de castañas y mejorar de ese modo nuestra salud.

Esto dice Santa Hildegarda respecto de la castañas:

“La castaña es útil contra todas las enfermedades que atacan al hombre. (…) Si alguien tiene el cerebro vacío por la sequedad y por esto tiene débil la cabeza, debe cocer el núcleo más interior de la fruta (la castaña) de este árbol en agua. No agregue nada más. Tire el agua, y cómalo a menudo con el estómago vacío con una comida. Su cerebro mejorará y se llenará, sus nervios serán fuertes y el dolor en su cabeza cesará.
A quién le duela el corazón y está triste porque su corazón no mejora, coma frecuentemente castañas crudas. El jugo influirá en su corazón, que se beneficiará de su fuerza, y él recibirá felicidad.”
A quién le duela el hígado machaque castañas, póngalas en miel y cómalas a menudo con miel, y su hígado se curará. Si le duele el bazo, ase castañas suavemente al fuego y cómalas frecuentemente algo calientes. Su bazo se calentará y tenderá hacia la salud completa.»

Por lo tanto y a modo de recapitulación:

La castaña es otra fruta estrella en la nutrición de Hildegarda.
Es buena cruda como asada para enfermos y sanos.
Es útil para el cerebro, el hígado y el riñón.
La miel con harina de castaña además de estar deliciosa es muy útil para el hígado. (es un producto que se puede ya comprar hecho)
A pesar de ser un fruto de otoño, hoy en día se pueden comprar castañas pilongas (secas y la mayor parte del tiempo envasadas al vacío) todas las épocas del año. Puesta estas castañas secas a remojo con agua se pueden usar de todo el año.