TIENDA ONLINE

Lasaña de espelta con calabacín.

Toda receta de cocina que lleve espelta y que no lleve los alimentos que Santa Hildegarda declara nocivos para la salud, se puede decir que es un plato terapéutico. 

Hay lugares donde ya se puede comprar la pasta de lasaña de espelta ya hecha. Aquí también damos una receta para la gente que no la pueda conseguir.

Ingredientes para la pasta de la lasaña

300 gramos de harina completa de espelta

2 huevos

2 cucharadas soperas de aceite de oliva

aliño: 1 cucharilla de sal

2 cucharillas de tomillo serpol

Ingredientes para el relleno:

-3 calabacines cortados a rodajas
-4 tomates
-2 cebollas
– 50 gr de albahaca
– 350 gr de pasta de lasaña
-100g de queso parmesano rallado
-300 a 400g de mozzarela
-20cl de crema líquida
-sal, pimienta
– aceite de oliva

Preparación de la lasaña (pasta):

Una vez mezclados y amasados todos los ingredientes para la pasta de la lasaña, cortar la pasta con ayuda de un cuchillo afilado en bandas de unos 7 centímetros de ancho y 15 centímetros de largo. Colocar las lasañas en un trapo espolvoreado de harina y dejar secar. Cocer las lasañas en 4 litros de agua con 2 cucharillas de sal y 1 cuchara sopera de aceite de oliva durante 5 minutos más o menos y escurrir.

 

Preparación del relleno.

Para hacer la salsa,

Sofreír la cebolla finamente troceada, añadir los 4 tomates y cocer durante 20 minutos, añadir la crema y la albahaca cortada. Dejar cocer 5 minutos y aliñar al gusto.

Antes de hacer la lasaña propiamente dicho, cortar en rodajas de calabacín a lo largo y freírlas en aceite de oliva hasta que estén doradas.

Para la preparación de la lasaña,

Empezar con una capa de lasaña en el recipiente que vayamos a usar, luego una capa de salsa de tomate a la albahaca (un tercio de la salsa), luego un poco de queso parmesano por encima, luego una capa de calabacín, se añade otra capa de lasaña, otra capa de salsa y queso rallado (un tercio), otra capa de calabacín y otra capa de lasaña para cerrar el plato. Por encima vertemos el último tercio de la salsa de tomate y colocamos arriba del todo los trozos de mozzarela cortados para que al fundirse el queso quede una capa homogénea rojiblanca por encima de la lasaña.

¡Que disfrutéis de la lasaña!