TIENDA ONLINE

Remedios naturales para el oído.

 La importancia de los oídos en nuestro cuerpo

 

Todos los órganos del cuerpo son importantes para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo al igual que los oídos. No solo nos permiten escuchar bien lo que ocurre alrededor, sino que también son un órgano imprescindible para el equilibrio del cuerpo entero. Por estas razones es importante mantener los oídos sanos y dedicarles para ello un poco de atención.

 

Los remedios para los oídos en la medicina natural.

 

Son muchos los remedios que Santa Hildegarda propone para tener oídos que tengan un buen funcionamiento. En las siguientes líneas veremos algunos de ellos. Se dice que sus remedios abarcan todos los órganos del cuerpo, por lo que no iba a despreciar los oídos que nos ayudan en tantos aspectos de la vida.

Santa Hildegarda habla de ellos de la siguiente forma:

“El hombre tiene dos oídos como dos alas que dejan entrar y salir todas las voces y sonidos, igual que las alas sostienen a los pájaros en el aire”

 

Los oídos centro de nuestra Salud.

 

Para nuestra Santa los oídos son centro de nuestra Salud tal cual se recoge en uno de sus escritos que citamos a continuación:

“Cuando los vasos sanguíneos del hígado entran en contacto con los líquidos corporales que han sido conmocionados, alcanzan también los vasos de los oídos y afectan la capacidad de oír, porque la salud o la enfermedad le llega al hombre a través del oído; De manera que una alegría excita el oído de forma muy feliz o una desgracia lo impedimenta de manera excesivamente triste.”

 

El oído está ligado a la salud del aparato digestivo

 

Esta abadesa alemana nos dice que la salud de los oídos depende de la salud de nuestro aparato digestivo:

“Cuando el ser humano está enfermo del estomago le sube a veces un humor (flegma) a la cabeza, que cae en los oídos y daña el oído de esa persona.”

Contra esta clase de dureza de oído santa Hildegarda recomienda el empleo de incienso blanco:

“ Si el oído de un ser humano está perturbado por un humor (flegma) u otra enfermedad, tiene que dejar que el humo de incienso blanco le suba hasta los oídos.  Pero que haga esto pocas veces porque si se excede puede ir peor que antes”.

 

Principales remedios para el oído

 

A continuación, veremos otros dos remedios muy importantes que son nombrados por Santa Hildegarda en su libro “Causae et Curae” y que son básicos para tener la posibilidad de revertir una situación de dureza de oído no deseada.

Hay que puntualizar, que estos remedios no sirven para recuperar una sordera por traumatismo. Sino para sorderas que han podido sobrevenir a lo largo de los años.

Esos remedios son la receta de polvos para el oído con orégano y el cono de jaspe rojo.

Receta de polvos para el oído con orégano

Una dureza de oído que se manifieste a causa de fuertes y continuados enfriamientos o de otitis medias, sinusitis, de la gripe o la rubeola se puede tratar con un polvo para el oído con los siguientes ingredientes:

3g de galanga en polvo     

1g de aloe en polvo 

 6g de orégano en polvo y

6g de hojas de melocotonero.

Al principio se toman 1 ó 2 puntas de cuchillo de esos polvos después de cada comida; más tarde también se tomará 1 punta de cuchillo antes de las comidas. Es mejor tomar esos polvos sin beber. Si resultan muy desagradables se puede tomar con una infusión de hinojo.

 

3El jaspe rojo.

 

Para ello, el jaspe rojo abría que pulirlo en forma de aceituna, es decir hacerlo más pequeño.  Para que pueda entrar un poco en el oído sin que pueda llegar a penetrar del todo.

Hildegarda describe así como actuar con el Jaspe rojo:

“Si son personas sordas de un oído, deben respirar sobre un jaspe hasta que se caliente y humedezca con el aliento. Luego la piedra se ha de colocar inmediatamente dentro de la oreja.  Cerca del canal del oído con un algodón, para que el calor de la piedra se transfiera al oído. Lo mismo que el aire variable hace crecer esa piedra, esta disuelve igualmente las diferentes enfermedades de los humores.  De este modo, la persona recuperará el oído”