TIENDA ONLINE

La bebida de lentejas de agua

La bebida de lentejas de agua

Es un remedio universal para normalizar el sistema inmunitario de nuestro cuerpo. Estimula el sistema inmunitario, previene y protege ante el cáncer y otras enfermedades autoinmunes, es una profilaxis de posibles recidivas de tumores y de molestias características de la precancerosis. Estos síntomas de la precancerosis pueden ser:  extrema debilidad, dolores cardiacos, enfriamientos permanentes y molestias crónicas del hígado. También puede traducirse en perturbaciones del estómago y del intestino, cólicos o dolores reumáticos erráticos. 

¿Cuales son sus componentes?

Son muchos los componentes de esta bebida. Es una decocción de vino con

hojas de salvia, hinojo, tanaceto, miel, vino tinto, pimienta blanca, lentejas de agua, sanguinaria, mostaza de campo, jengibre y canela. Debido a la complejidad de reunir tantos ingredientes para una sola bebida, existe la posibilidad de comprar esta mezcla en tiendas especializadas online.

¿Cómo se toma esta bebida?

Habría que tomar diariamente 20 ml antes del desayuno y antes de acostarse.

Como prevención contra la debilidad inmunitaria, los enfriamientos continuados e infecciones víricas se hace cada año, preferentemente durante el invierno de enero a marzo. Habría que tomar unos 4 litros en total de esta bebida.  

Para los pacientes con cáncer

En pacientes con cáncer, ha demostrado ser muy eficaz una cura de tres meses con esta bebida, después de la operación. Y también durante la quimioterapia, como profilaxis para evitar una recidiva del tumor. Pero en casos de cáncer es recomendable tomarlo durante todo un año, hacer dos meses de descanso y, de vez en cuando, volver a repetir la cura.

¿Qué es la precancerosis para Santa Hildegarda?

Según esta abadesa del siglo XII, la precancerosis es un estado anterior al cáncer con sus síntomas característicos.  De hecho, esta explicación vendría a corroborar la explicación que da actualmente la ciencia médica. Es decir que esta forma de ver la enfermedad coincide con la medicina moderna. Ya que se sabe, que el cáncer se incuba durante muchos años de forma latente poco a poco,  antes de que se le pueda detectar de forma patente.

Según Santa Hildegarda hay remedios naturales que pueden actuar sobre ese estado previo al desarrollo exponencial de la enfermedad. De este modo, se frena la enfermedad en un estadio previo sin que llegue a desarrollar todo su mortífero potencial.

Otros remedios para prevenir el cáncer.

Santa Hildegarda nombra también para prevenir este tipo de enfermedades, la espelta como un gran apoyo alimenticio en estas situaciones.  En efecto la espelta purifica la sangre así como sana y repara el estómago. Con lo cual es el alimento clave para luchar contra el cáncer. Otro remedio que se combina muy bien con los anteriores es la infusión de hinojo. También sana y limpia el aparato digestivo de desechos no deseados. Las semillas de zaragatona igualmente, arrastran todo lo malo en el aparato digestivo y son igualmente muy recomendadas.

La alimentación es también un factor de prevención.

Ya hemos hablado de la espelta como un elemento de prevención frente a las enfermedades relacionadas con el cáncer. Pero una dieta equilibrada hace mucho también en ese sentido. Así el empezar el día con el habermus, que es una especie de papilla con granos de espelta, manzana y miel es muy recomendable. Disminuir el consumo de carne, así como la ingesta de café y alcohol también son acciones que ayudan a la prevención.

Finalmente, y aunque tenga que ver con el alimento del espíritu, la paz interior siempre es un factor clave para no desarrollar enfermedades o para superarlas si así es la voluntad de Dios.