TIENDA ONLINE

Compota de castañas con membrillo.

Ya hemos visto en otra entrada anterior todas las propiedades y beneficios de las castañas. El membrillo es otro de esos grandes frutos de Santa Hildegarda.

“Este fruto caliente y seco tiene un equilibrio perfecto en él, y cuando está maduro, no daña comido crudo ni a enfermos ni a sanos. Sin embargo cocido o secado al horno ayuda a enfermos y a sanos.

El que tiene gota, que coma frecuentemente membrillos, cocidos o secados al horno. El membrillo elimina de forma tan radical las sustancias patógenas ligadas a la gota que esta enfermedad no podrá afectar ni a su sistema nervioso ni destruir sus articulaciones, ni siquiera atacarlas.”

 Los membrillos hacen parte de estos frutos que, según Hildegarda, convienen, incluso crudos, tanto a los que están sanos como a los enfermos. Son un remedio excelente contra el reumatismo y la gota, ya que tienen la propiedad de reducir la tasa de ácido úrico en la sangre.

La siguiente receta es por lo tanto muy beneficiosa para la salud ya que mezcla dos frutos muy apreciados por Santa Hildegarda por sus cualidades nutritivas y medicinales. 

Compota de castañas con membrillo.

Ingredientes para 6 personas:

  • 150 g de castaña rehidratados el día anterior
  • 4 membrillos
  • 4 cucharadas de miel
  • 1 vaina de vainilla
  • el zumo y la ralladura de una naranja grande
  • 40 cl de agua

Preparación.

Pelar, quitar lo del centro del membrillo y cortarlos en tiras.

Añadir la miel, la vaina de vainilla, las castañas, el agua y la ralladura de naranja.

Llevar a ebullición, luego cocer a fuego lento durante 15 minutos.

Dejar enfriar y triturar para conseguir la textura de la compota y añadirle el  zumo de naranja.

Servir frío o del tiempo según guste.