TIENDA ONLINE

5.1 La cobardía según Santa Hildegarda

Este quinto vicio de los 35 que son descritos por Santa Hildegarda, es el de la cobardía y en la siguiente entrada será contestado por la Victoria Divina.

Como en todos los vicios, primero Santa Hildegarda nos describe de forma gráfica el vicio y luego recoge las palabras que están en su boca. En la siguiente entrada que versará sobre la Victoria Divina, se exponen las palabras que le contesta ésta al vicio de la cobardía. 

Recordar también que estos 35 vicios y virtudes son sacados de su segundo libro teológico “De los méritos de la vida” y que están todos recogidos en una lista en la siguiente página: https://santahildegardaysumundo.es/teologia/

La quinta alegoría.

Tenía como una cabeza humana, pero su oreja izquierda era como la de una liebre, tan grande que cubría toda la cabeza. El resto del cuerpo era similar al de un gusano sin huesos que está enrollado en un agujero, como un niño envuelto en sus paños.

Dice temblando: “No tomaré ningún riesgo, por miedo que me tenga que exiliar y privado de un protector. Ya que, si me expusiese a las ofensas de los otros, perdería mis medios de existir y me vería privado de mis amigos. Rendiré honores a nobles y a ricos; no me ocuparé de los Santos y de los pobres, ya que no me pueden dar nada.

Quiero estar en paz con todo el mundo para no perecer. En cambio, si pelease con alguien, me respondería; si hiciese mal a alguien, me podría hacer aún más daño; da igual si hacen el bien o el mal me callaré de todas formas. A veces es mejor para mi mentir y engañar que decir la verdad; es más beneficioso ganar que perder y evitar los a los fuertes que combatirlos. ¿Para qué empezar algo que no podré terminar? Los vencedores y los sabios se burlan de mí. Pero si tienen lo que tienen yo poseo la casa que he elegido. Muchas veces los que dicen la verdad pierden sus bienes y los que luchan a veces mueren.”